Abuso: Sobre la “mala leche”

Por Sibel

ETIMOLÓGICAMENTE, “MALA LECHUM”

Para escribir sobre el abuso habrá que escribir. Me es recomendado hacerlo  sobre la mala leche. Por lo cual, comienzo por googlear el origen de la expresión. Se remonta a una antigua creencia: la leche con la que se amamantaba influía en el carácter. Por ejemplo, Aristóteles aseguraba que existía una cierta organización social,  en base a la leche mamada. Así, los miembros naturales de una aldea eran quienes habían ingerido la misma leche. Por su parte, San Agustín recomendaba que los niños cristianos no fueran amamantados por nanas paganas, porque esto influiría negativamente en su fe. Los médicos también aconsejaban buscar nodrizas sanas, en cuerpo y mente.

¿Y por qué me fue recomendado escribir sobre la mala leche a mí? Por la mala leche que me parió. Este último tiempo mi vida se trata de lucharle a una enfermedad. Y todo lo que planeé e imaginé queda en un plano muy lejano. Hoy tengo que sobrevivir… entre otras cosas.

unnamed

EN EL NOMBRE DEL  DIOS “AZAR”

Me pregunto cómo el azar nos elige o des-elige, nos tira tomates o flores,  decide qué coño, qué mierda, qué bosta va a pasar con nuestras vidas. Es Dios sin ley, o con toda la ley mezclada en un ovillo. Por eso, ya que a cualquiera le es dado inventarse una religión, yo me hago la mía: el azarismo. Me entrego al juego de  la vida y de la muerte como dicte mi Dios: el azar. Antes, a decir verdad, jugaba idéntico juego, pero ahora se me ha hecho muy evidente. El dios Azar se me plantó ante los ojos y me eclipsó todo el horizonte.

Igual voy a darle batalla.
Se han volteado tantos ídolos. Aparte, el azar es un dios de morondanga. Librarse a él no nos libraría de toda responsabilidad ante nuestros actos. Lo único que me da un poco de placer es pensar en la hermosa anomia en la que entraríamos.  Encima, este dios no te permite ni escribir una biblia en su nombre.

Imagínense: “En el principio…, (¿cuándo sería el principio?”. O, “en el principio fue el caos”…, ¿y después otro caos, y otro y otro y otro?). Un dios que no te permite escribir un origen del mundo no sirve para un cuerno. Largo los hábitos.

PONELE ONDA POSITIVA

¿Por qué a mí, carajo? Responde a esta gran pregunta una nueva ola de pensadores “positivos” con otra hermosa pregunta ¿para qué carajo?

Opciones:

-Darse cuenta de algo que hacíamos como el orto.

-Reconocer que la enfermedad no advino, uno se la “hizo”. Es decir, sobre llovido, mojado. La culpa es mía, mía, mía. Esa religión ya la conoce todo el mundo.sibel4t

Fijate cómo te hacías la boluda con la muerte. ¿Y vos, pensador “positivo”, ¿vos, no? Y ahí toca entrar en un laberinto: la búsqueda de ese origen psíquico, ¡el culpable!… Es un lindo paseo por el cerebro que tampoco viene mal, para desintoxicarlo un poco de porquerías (autoboicot, inseguridades, manías y otras yerbas).

-Para cagarnos la vida.

-Para descansar un tiempo de lo que pensábamos el motor de nuestras vidas. Ahora, ya nada le hace competencia a este monstruo: la enfermedad.

– Y otras

Cow Parade Porto Alegre - vaca integral

Pero mirá qué gracioso: si uno, cada vez que tiene un grano, piensa: es cáncer de piel, resulta ser un hipocondríaco, un persecuta. Si uno no piensa que puede tener una enfermedad grave, es un desatento. ¿Cómo sería algo intermedio? Por ejemplo: me duele la cabeza, seguro no es una meningitis, debe ser el calor. Podría serlo, pero yo soy positiva. Como todo, al tocar los extremos, nos quemamos o nos congelamos.

chiste toro

LA MALA LECHE LOCAL

“Tener mala leche” se usa en Argentina para aludir a personas o a conductas mal intencionadas, es decir, destinadas a realizar el mal con alevosía. El “malaleche” es un resentido, incapaz de hacerse bien ni a sí mismo, reparte el daño entre quienes se le cruzan. Una especie de distribución equitativa del desastre. No me lo cargo solo, compartamos. Ejemplos: el clásico que te toca bocina mientras estás intentando estacionar, el buchón en la escuela y otros tantos. Claro, estos son ejemplos mínimos, porque sabemos que hay gente mala leche mala leche. El otro día vi, de morbosa  nomás y por youtube, a unos flacos que le pusieron unos petardos a un cachorrito y lo hicieron explotar. En ese extremo, el término mala leche se queda corto.

mi29

LA ”SÚPER” LECHE

Últimamente estoy con el tema de la sobrevaloración de las cosas. Y es claro: la leche es uno de los alimentos más sobrevalorados en la historia. Mi abuela me cacheteaba si no me tomaba ese horrible líquido caliente, sentadita en ese frío, gigante y solitario living. Hoy resulta que la leche hasta puede ser la causante de cáncer de mamas y, por un montón de otras razones (la proteína de la leche cae mal, las vaquitas consumen alimento artificial, el glifosato con que rocían la tierra en que pastan las vaquitas te hace pelota) ya no estaría recomendado tomarla en nuestra adultez. Es decir, no hay ya ninguna “buena” leche. Ninguna buena, sin más. Sería hora de empezar a repensar, como Spinoza. No hay bien ni mal. Está lo bueno y lo malo. Y esas dos categorías bailan una danza tan ágil, que jamás se fijan en ninguna figura.

unnamed (1)

PENSAR SIN PENSAMIENTO

Pensar el azar: lo que adviene parece no pensar. Las causas y los efectos se abstienen. ¿Entonces? Empiezo con mis analogías, mi gusto por la metáfora, el juego de palabras y no llego a ninguna parte. Pero pensar, ¿tiene que ser necesariamente llegar a alguna parte? Por eso, ando. La poesía es el lenguaje límite, el de los límites. Si pudiera decirlo en prosa, no se trataría de ese sublime, terrible. No voy a dejar de insultar. No sé. No concluyo. No puedo aliviarme del todo. Pero respiro distinto y digo con Wistawa Szymborska

Mientras esa mujer del Rijksmuseum
con esa calma y concentración pintadas
siga vertiendo día tras día
leche de la jarra al cuenco
no merecerá el Mundo
el fin del mundo.

86045457ae5d97d9e16c1545be1759cb

Estrellada

mano suicida

se duerme y la despierto

perezosa quiere y no quiere

de a poco deambula su sangre

soy puño

pinches que suben pinchazos que bajan pinchaduras ruedan machucones

de colores de sabores

liquidan coagulan mi paciencia mi ira contenida

duelen pánico

transpiro la música exprimida me da de comer en la boca

siente cómo se seca cómo palpita de sed en playas oxigenadas,

en batas blancas

encierro: te guardo en el cajón de las bombachas

siempre junto a mi cama

boca con boca a boca

molesta y caprichosa pide y evoca

quejosa y convulsiva se endurece o tiembla en el momento justo

sabe cuándo hacerlo, saliva de limón en mis almohadas

sabe cómo parar mis orejas

ya no podría hablar más de mí…

hay un esófago, un hipotálamo, unos riñones

unas vejigas, unas glándulas y sus allegadas hormonas antidiuréticas

hay sequía hay atrocidades del pasado

impuestos, todos me sacan lo todo

Y no para de llover Mar del plata llorona

deshidrata los cielos, vomita las estrellas

Luz, por favor, por favor

no quiero morir estrellada.

LA MISA NEGRA

Me tiras tomates con cola de rata, recibo los golpes rojos, los espero y los guardo para entender. Desconfío, pero muestro la mano, giro y giro, mientras limpio el desastre y no encuentro la grieta por donde entra el polvo, que no para de acumularse.

Mañana, quizás me tires  flores y quizás esconda la mano quemada.

Del lado que equilibra la felicidad de otros, me derrito.

Mi rezo es maldecirte.

CC 010523 mala leche

8 Comentarios

  1. linda he leido la mala leche,realmente me ha deslumbrado,tu forma de escribir me hace sentirme tu colega.soy lic.en letras y tengo mas de 10 libros publicados.lo tuyo es muy bueno.deseo que sigas escribiendo.te envio un saludo con admiracion y te dejo mi correo sino buscame en face.

  2. Es muy fuerte leer cada frase. Ma transporta a situaciones en tu compania crudas y tan reales. Es una genialidad. Sos una especie de packman malabarista tirando agua como gotas por aqui y por alla.. desparramando en el suelo mil razones que te hacen brillar.. crack

Dejar respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!