Abuso: Sobre  “Princesas”.

Por Mariana Paula Dosso

VENTA DE MANERAS DE “SER”

En la pasta dental. Sobre las sillas. Dentro del paquete de galletitas. En el centro del clásico juego del ludo. Peones y princesas. Coronas de dados. Cubrecamas, sábanas, almohadones de castillos enrarecen los sueños de niñas.

Las princesas no tienen nacionalidad. Son parte de los estados supranacionales, al estilo del “sueño americano”. No anclan en ningún territorio particular por ausencia de las particularidades de su pueblo ¿Hay pueblo? Consumo de “buena conducta”, “poses correctas” para chiquillas encantadoras,  fantasías permitidas.

Sangre monárquica. Invencible. Hereditaria. Podredumbre del poder.

1.arte_contemporaneo_espanol-spanish_modern_art_espagnol_contemporaine-merello.-caballos  _del _sol _(73x92 _cm)mixta-tabla
Merello.-Caballos del Sol

Tarea ardua evitar a las princesas. Hasta en un pueblo olvidado de nuestro país una pequeña tiene una remera de Frozen, por donación de las escuelas de la ciudad más cercana. O aquella gurisa que merodea por el pueblo e identifica en las vidrieras imágenes que se repiten, amontonan, abusan del espacio como los pinos recién plantados, luego del desmonte. ¿Será que caminar con zapatillas de Mulán hará más placentero su andar?

MANIPULACIONES AL AZAR

Sumemos también a las Barbies. Damas estilizadas, muy absortas en sus cambios de vestuario y estética. Mujeres irreales espantan la poesía y la belleza singular.

Comparar lo humano con estas modelos sería una labor un poco inútil, hasta para un adulto que hubiese perdido la última gota de niño en su sangre.  Ellas, divinas, siempre en el casillero de salida, limpias de sentimientos contradictorios, de las trampas con la sensibilidad del cuerpo,  del imperativo y el esfuerzo con la creatividad.

2.arte_contemporaneo_espanol-spanish_modern_art_espagnol_contemporaine-merello.-jarron  _con _flores _de _la _pasion(100x81 _cm)mixta-lienzo
Merello.-Jarrón con Flores de la Pasión

En el mundo de las princesas toda decisión está tomada. El azar aparece manipulado. Las princesas asumen pruebas para llegar a “ser” al atravesar escalones construidos por decreto. Alcanzar el final feliz es cuestión de eficacia y eficiencia. Supervivencia de las más aptas, las más “aprincesadas”.

La vida, en cambio, se dibuja en laberintos. Azarosa. Impredecible. Paradójica.

CALLE DE DOBLE MANO

Sus estéticas, prolongaciones de los modelos femeninos impuestos en los medios masivos de comunicación (no por casualidad ocupamos el 2do lugar, luego de Japón, en el ranking de anoréxicos) son una ruta de ida y vuelta. Las modelos se miran en las princesas, las princesas en las modelos, las niñas a las muñecas, las mujeres a las muñecas en las vidrieras para las niñas. Las muñecas, ellas, son las únicas que no miran. Están para ser miradas. Detrás de este juego de espejos aparece uno de sus mayores triunfos: la reafirmación del pensamiento binario. Triunfo un poco oculto detrás de la venta de reducciones femeninas: personajes buenos y malos ahuyentan los matices y los contextos.

3.Merello.-Fantasia (97 x 130 cm).PINTORES ESPANOLES.  ARTISTAS ESPANOLES MODERNOS Y CONTEMPORANEOS. PINTORES ACTUALES DE ESPANA.  ARTE MODERNO. ARTE ACT
Merello.- Fantasía

ALQUIMIA

Aun así, las niñas transforman hasta el más vil de los estereotipos. El juego de la infancia tiene una fuerza tal que alquimiza todo a su alrededor. Sin embargo, estos no se agotan. Permanecen inmóviles, dentro de las sombras, a la espera de poder ingresar. También el potencial femenino aguarda. Lo femenino y el fantasma de la perfección, ambos al acecho.

La sensibilidad

La ronda

La lucha

La búsqueda

El llanto

Gritos y silencios

Nos hablan de lo femenino

Las mujercitas de rosa convocan a imitar. Las niñas  transforman el espacio y el tiempo, crean y recrean culturas.

El fantasma no se rinde. Continúa en la vigilia.

Lucía tendrá más variedad para elegir en el futuro. Raquel desafiará los estereotipos regalados. Martina, ensimismada, se refugiará en los sueños aprehendidos. Enredarán sus alucinaciones, múltiples niñas. Nuevas y novedosas, transgredirán maneras de ver y sentir el mundo circundante del castillo.

4.Merello.-nina con pamela oriental.PINTORES ESPANOLES.  ARTISTAS ESPANOLES MODERNOS Y CONTEMPORANEOS. PINTORES ACTUALES DE ESPANA.  ARTE MODERNO. ARTE A
Merello.-Niña con pamela oriental

LA VIDA NO CABE EN UNA CARROZA

¿Qué es lo femenino entre estas princesas? ¡Cuántas condiciones para una búsqueda genuina!

Cenicienta en las medias. Stickers con noblezas y bastones. Capas y polleras acampanadas. Blancanieves y su príncipe…,¿salvador del ensueño? Abrir el paquete de cereales y encontrarse a la Sirenita vuelta princesa.

Viajan de a pares en la carroza: varones y mujeres, malvados y compasivos, palacio y hogares, pensamientos y sentimientos. Aquellos tocados por la varita mágica y la plebe (sin clase media ¡que quede bien clara la diferencia social!)

5.art_moderne_contemporaine_peinture_espagnole-merello.-desnudo  _en _rojos _(100x81 _cm)mixta-lienzo_560x680
Merello.-MUJER EN ROJOS

Qué es lo femenino, ese inaprensible. Así, misterioso por esas dimensiones de lo trascendental y mágico, resiste lo femenino. Crece y se ensancha. Se hunde y bucea por las sensaciones.

La que alza una damajuana y se sirve el segundo vaso.

La que alza un niño y acarrea un cuaderno

La que se viste entre computadoras y biromes

La que desafía el tiempo

La que se adormece entre arrumacos de anillos

La que finge por la mañana y disfruta por la noche

La intuición y el desvelo por una idea

Susurran lo femenino.

Lo femenino quiere hacerse lugar en la sociedad patriarcal, entre dogmatismos (feministas o no). Qué difícil encontrar lo femenino entre el molde “varón” y el molde “mujer”. Las princesas no han experimentado el poder de transformación de la cultura, sólo llevaron al altar la herencia.  Despojo de la creación y acumulación en sus cofres de repeticiones.

LO FEMENINO, ¿DÓNDE?

Se aproxima y se aleja en casa suspiro.

Aristóteles decía que una hembra era un macho que no ha alcanzado el suficiente grado de desarrollo. Llueven estrellitas de falencias en contraposición al universo completo del varón. Se  dispersan las estampas de princesas, de vírgenes y decálogos de la buena mujer. Y así recubren la intuición de lo femenino.

6.art_moderne_contemporaine_peinture_espagnole-merello.-el  _ventriloquo _azul _(73x54 _cm) _mixta-tabla_467x627
MERELLO.-EL VENTRÍLOCUO

Porque el rosa no está entre el rojo y el blanco. Es hermético. Estanco. Uniforme. Las pintitas corresponden a otro orden de lo mágico: el azar. Los matices son de la vida.

Hay colores primarios, la mezcla de colores es infinita.

Abusar es querer encajar en falsos opuestos. Abuso es negar la ambigüedad y el absurdo. Para contrarrestar, el azar asoma y desequilibra.

Adolescentes deciden ser madres

Juntar colores en la cocina

Volantear para esquivar la caída

Soluciones encapsuladas bajo receta

Pies al ras de las lágrimas

Aromas tornasolados

Dureza bajo la piel

Rutina incandescente

Envuelven lo femenino

Sus rostros de fina hechura pisan fuerte en la justificación natural. La capacidad de elegir y crear queda bajo el anillo de compromiso.  La atracción del ser femenino es entre el testimonio de algunas certezas y el poder de la metamorfosis.

7.merello.-Mujer en rojo (g)
Merello.-La mujer de Rojo

Alegría en carcajadas

Niñas princesas y mujeres reinas

Ilegalidad del aborto

Legitimidad del ser madre

Chistes picarescos a los 70

Contar las monedas

Mujer fumadora desde los 15

Hebras de diálogos

Arena en las zapatillas

Una varita al aire

Su segundo nombre

El rosa del linaje. El brillo de la noche. El corrugado de la pobreza.

Nos preguntan por lo femenino.

 

Dejar respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!