El Lecturista: Sobre “Partitura”, libro de poemas de Miriam Ghersi.

Por Mariano Botto

BIFURCACIONES DEL ECO

ABIERTA, MAGNÍFICA, BIFURCADA

bosque-nevado3-90x150webA su primer libro solista llamado “Partitura”, Miriam Ghersi lo divide en tres movimientos: “Abiertos a la ausencia”, “El Magnífico” y “Bifurcación del eco”.

El primer movimiento, “Abiertos a la ausencia”, reúne treinta poemas sin título.

La lectura de esta partitura, a primera vista, se sigue con mucho aire y espacio. Comienza con voz piano, en poemas de pocas líneas y mucho horizonte, pero su cifrado comprime una voz potente: “Una voz se alimenta de otras voces / repite lo que ellas / siembra viento en el aire / teje redes nocturnas / cuenta.”

3973089841361329Desde el primer poema lo etéreo se vuelve carne “siembra viento en el aire”. Versos tejidos en diversos territorios conforman un universo singular. El contrapunto de voces multiplica el sentido y proyecta su voz hacia los horizontes para hallarse a sí mismo en un encuentro genuino y desnudo: “Rostros / bocas / y muchos lejanos horizontes.” “Se distancia / se acerca / no sabe.”

RAÍCES DE MELODÍA

La melodía crece poco a poco con los motivos sembrados en cada poema.

“ (…) poros de luz desflorando mis huesos.” Se armonizan las voces, a medida que la partitura avanza y se encadenan variaciones de los motivos, sutiles y efectivos. Suceden territorios, metales y heridas. Ferocidad, labios y “palabras guardan una luz insaciable.”

CAMPO-DECONSTRUCTIVO1Corre el viento,alza lo humano “girando por la sangre de boca obsidiana / el filo de la herida”. Entre el dolor y la cura de la iluminación, la herida abierta: las voces no alcanzan, aunque siempre los labios- intimidad erótica y vital- rasgan “este refugio de escritura como víspera asfixiante de belleza.”

La armonía construye segundas voces en luces, flores y metales alertas “El puñal girando por la sangre” el “oro de las palabras” “el espasmo inmemorial contenido en el bronce.”

SE MECE LA ENRAMADA

El aire, vehículo de las distancias, ¿qué cargas lleva?, ¿qué músicas y recuerdos dolientes trae y devuelve furias que reparten nuestro alrededor, nuestro campo y nuestras estepas? Cava y forma huecos, socavones hostiles sobre la luz, sobre las flores tan incólumes como simples. “El sol anida cuervos de neblina /con la inefable sencillez del día en el que amamos.”

En los primeros poemas, el territorio arrasa y una segunda voz aguarda. Luego se enraman y disputan la primacía “los pliegues de la voz ciñen también la carne.” ¿Quién canta la melodía primera? “La vida me descubre entera / invade mis estepas () y mi carne de navíos que arden sus velámenes”.

Tim Hawkinson barco-mobius

La partitura intensifica una voz solista, antes segunda, reforzada con el avance del poemario. Canta la melodía más dulce; sol que abre la tormenta “palpa la luz” y se mueve luminosa “yo con la luz”: ¿Quién le quita a este color su máscara de muerte / Cuando hunden los ríos sus melenas cansadas / Y el mar sangra por la voz de los náufragos?”

 

#UNAMASUNA 251570520527_bigImages_4T_030-AU-a_gal

Cuando todo parece caer: “La certeza se hunde / Roba estiletes al corazón del viento / Pobre /  la que no tiene nombre / pobre la que señala / la memoria.”

La potencia de la segunda voz se erige erótica y vital: “Yo camino ese destello absurdo” “soy mis muslos aullando… () y ello siguen la calle () hacedores de muerte.”

“Para abrazar la cintura de la noche () cuando los salobres labios rasguen/ deseos / la incendiaria textura / de los cuerpos devorándose / lentamente / abiertos a la ausencia.”

MAGNIFICENCIAS

dancer-portraits-dance-photography-alexander-yakovlev-81El segundo movimiento “Apariciones de El Magnífico” contiene dieciséis poemas custodiados por el gran título.

Fortissimo: “Hace un tiempo que nadie visita esta intemperie”. Se impone la voz potente como un himno “Nombro tu guirnalda / de cerca es un grito”. “El Magnífico, dice” con voz grave y sostenida: “Frente a nosotros está el péndulo / vamos y venimos / para nunca olvidar.”

La coda de esta Partitura, “Bifurcación del eco” suena en quince poemas autárquicos y con sus respectivos nombres propios. Reverberancia de series precedentes. Los caminos ágiles y diversos de estos últimos poemas cierran radiantes esta partitura: “lo cincela intacto en el espejo / intacto / otra vez.”

RESONANCIAS

A lo largo del poemario aparecen muchas voces reveladoras: “Las voces enseñan la bifurcación del eco” Un coro canta los contrapuntos y se expanden brillante, oscuro o revelador. La poeta parece así marcarnos el camino: el primer verso del libro es “una voz se alimenta de otras voces” y el último “es sólo una cuestión de estilo.”

“Partitura”: una excelente ópera prima que no se deja leer con indiferencia. Los ecos de su música perduran por días.

fog-forest-nature-640-9331-cool-1024x576

Dejar respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!