“El emprendeudor (De Tsúremberg a Neviork)”

Fragmento de la novela inédita “El emprendeudor (De Tsúremberg a Neviork)”

Los cuatro anarquistas decidieron seguir su camino. Ahora bien ¿cuál era su camino?, ¿seguirían intentado atentar contra la estatua del Zar, ahora que habían estado en la cárcel? ¿No estaban agradecidos por el hospedaje ofrecido por las autoridades en forma totalmente gratuita o, bueno, a cambio de su libertad, que de todas maneras no era mucha?

Los hombres decidieron que semejante tema no podía decidirse con el estómago vacío. Pero para llenar el estómago, salvo que uno esté en su propia casa, hay que vaciar los bolsillos. Y los de ellos ya estaban vacíos de antemano. Ni un kopec.

-¿Cómo vamos a comer, si no tenemos dinero?

-El problema no es cómo vamos a comer, sino cómo vamos a pagar la comida- aclaró REb Ajaliere- porque comer, uno come de la misma manera si tienen dinero o sí no, pero pagar… ¡ ah, eso cambia!

-¡Esta es la hora de comer, no la de filosofar, Tovarich!- dijo REb Chiktuchik Kapusta- yo tengo hambre y no de conceptos, sino de varéniques…

-¡Pues no se dirá que un comando como el nuestro, que propone conseguir alimentos para todo el pueblo, no puede conseguirlos para sí mismo!

-No, no se dirá, pero ¿qué hacemos?

-Miren. Allí hay un restaurant.

Era cierto, a lo lejos, se veían el balanceo de un cartel que, visto de más cerca, decía “Kartolfeltanschung, venga y coma, pague y váyase” Y otro cartel proponía: “Más de 50 años cocinando lo mismo”

Los hombres se sentaron a una mesa, el menú era impresionantemente variado:

 

Knishes de papa

Varéniques de papa

Kreplaj de papa

Blintzes de papa

Beígalej de papa

Guefilte papa

Zolzain de papa

Papa envuelta

Mainses de papa

Kartoflstrudl

Papa mitaalbn

Papas acompañadas

Plutzimkartofl

Mirvelnesn papas

Purimdique papas

Pèisajdique papas

Iomkipurdique papas

Aintdique papas

Nejtndique papas

Morgndique papas

Vilde Kartofl

Kartofl tsuzamen

Papas Guejaptes

Pogrom de papas

Papas a la veldirzogn

Papas a la nishtókainanderezaj

Guerratvekartofl

Foileshtik fun papas

Gueshvólene kartofl

Papas mit kartofl

Kartofl Toubabou

Givmir papas

Papas un oijet kartofl

Papas fregmirfarvós

 

Y otras delicatessen más.

Los cuatro hombres pidieron distintos platos del menú y recibieron exactamente lo mismo: papas envueltas en una masa de harina, más o menos cocinada. Se miraron con cierto asombro, que luego pasó al misterio, la desazón, la sorpresa, la melancolía, la ira, la angustia, la pena  y a todos los estados por los que puede pasar un ser humano cuando espera recibir un plato de comida más prometedor que el que realmente recibe. Intentaron intercambiarse los platos para verificar cuál  había solicitado finalmente cada uno. Pero el mozo, que era a su vez el dueño del lugar, los miró con desaprobación:

-¿Nú?, ¿qué son ustedes?, ¿ricos, que esperan comer manjares exóticos? ¡Y aun si ustedes lo fueran, tengan la seguridad de que, Dios así lo que quiso, yo no lo soy!, ¿qué podría prepararles entonces, un gran menú para vuestros paladares, o uno que inspire las fantasías? ¡Sin duda, la riqueza de los pobres y la pobreza de los ricos es la fantasía! ¿Qué van a fantasear ellos, si con sólo pensar en algo, ya lo tienen y allí se termina el encanto? ¡En cambio, ustedes, mis queridos amigos, pueden pedir cuantos platos quieran, pueden darles el gusto a reventar a vuestras neuronas, pero tengan la seguridad de que los estómagos nada que no sea papas con harina recibirán! ¡Mi nombre es Jaim Kainkopek, y ,en ningún otro shtetl recibirán ustedes un menú tan variado de un solo plato!

 

Dejar respuesta

Please enter your name here
Please enter your comment!