UN DESTINO O UN FUTURO

Ausencia: Sobre las cifras de la pobreza.
Por Valeria Roig

 

¿MILLONES DE QUÉ?

Cientos de noticias surcan el espacio de internet. Las redes sociales explotan de información. Información infinita. Tanta es que muchas cosas importantes pasan desapercibidas. Sin ir más lejos, van acá algunos ejemplos de noticias aberrantes en la Argentina actual: El INDEC publicó que, a fines de 2018, hay 14,3 millones de personas que no alcanzan a cubrir las necesidades básicas. Son pobres. Y también, según este organismo, hay 2,47 millones de indigentes que no llegan a comer. ¿Cómo es posible que esta información –sin nombres y apellidos, de números elocuentes, gigantes y muy tristes- no sea prioritaria en nuestra sociedad?

Y hay más, ante un contundente 32% de pobreza en Argentina: ¿Cómo puede ser que los políticos neoliberales aún digan que este es el camino? Está claro que el macrismo solo llegó al poder con cientos de mentiras y con el único fin de transferir la riqueza nacional a los ricos, a los propios y a los del mundo. Para esto tomó deuda -otra vez- con FMI.

Según la CEPAL, en el Gobierno de Macri, la deuda externa argentina pasó a ser la más alta de América Latina y equivale al 97% de su PBI, 187.000 mil millones de dólares. La mitad se fugó alextranjero. ¿Cómo puede ser tolerado este robo?

Hans Peter Feldamann, Museo Guggenheim.
Hans Peter Feldamann, Museo Guggenheim.


AL GRAN PUEBLO ARGENTINO, ¿SALUD?

Volvamos a los 17 millones de pobres e indigentes de Argentina. ¿Qué político popular puede explicarnos qué les decimos a estos hermanos y hermanas, que están afuera del sistema? ¿Qué planes tenemos para ellos como sociedad? ¿Con qué argumentos raquíticos iremos ante estos 17 millones de pobres e indigentes? La Argentina capitalista, en su modelo más exitoso para el pueblo, dejaba afuera a estos millones. Entonces, no pasaban hambre como ahora, pero tampoco había un lugar para ellos en el mundo del trabajo organizado, en blanco, del trabajo con derechos. ¿Qué propuestas hay ante esta situación concreta?

 

Y LOS LIBRES DEL MUNDO, ¿RESPONDEN?

Los 50 argentinos más ricos, según Forbes, acumulan 70.000 mil millones de dólares para ellos solos. Es interesante preguntarse cómo pueden tener estas fortunas en un país con tanta pobreza. La mayoría de sus fortunas crecieron a costa de recursos humanos y naturales argentinos. Ellos sí tienen nombre y apellido, porque sus fortunas les dan ese privilegio. Por eso, he aquí el listado publicado en 2018:

Paolo Rocca y familia – US$ 9.700 millones Alejandro Pedro Bulgheroni y familia – US$ 7.300 millones Gregorio Pérez Companc y familia – US$ 3.900 millones Jorge Pérez – US$ 3.000 millones Eduardo Eurnekian – US$ 2.700 millones Familia Werthein – US$ 2.300 millones Edith Rodríguez – US$ 2.000 millones Alberto Roemmers – US$ 1.800 millones Hugo Sigman y Silvia Gold – US$ 1.600 millones Marcos Galperín – US$ 1.600 millones (amigo de Macri) Javier Madanes Quintanilla – US$ 1.600 millones Jorge Horacio Brito – US$ 1.500 millones Federico Braun y familia – US$ 1.300 millones (Familia de Marcos Peña Braun- Jefe de Gabinete de Macri) Familia Urquía – US$ 1.200 millones Enrique Eskenazi y familia – US$ 1.300 millones Delfín Jorge Ezequiel Carballo – US$ 1.200 millones Eduardo Costantini – US$ 1.200 millones Julio Patricio Supervielle – uS$ 1.100 millones Alfredo Coto y familia – uS$ 1.100 millones Felipe y Marcela Noble Herrera – US$ 1.000 millones (Grupo Clarin) Héctor Horacio Magnetto – US$ 1.000 millones (Grupo Clarin) Lilia Neumann de Sielecki – US$ 1.000 millones Familia Götz – US$ 1.000 millones Claudio Fernando Belocopitt – US$ 1.000 millones

¿Les importa a estos 50 millonarios argentinos y argentinas la suerte de los 17 millones de pobres que tiene su país? ¿Por qué legalmente pueden existir fortunas de esta magnitud en un país donde el 32% de su población es pobre?

Luis Alejandro Pagani y familia – US$ 950 millones Wood Staton – US$ 900 millones Familia Ayerza – US$ 860 millones Héctor Pedro Poli y familia – US$ 850 millones Carlos Pedro Blaquier y familia – US$ 830 millones (Ledesma) Carlos Miguens Bemberg y familia – US$ 820 millones Alfredo Alberto Román – US$ 800 millones Juan Carlos y Sebastián Bagó – US$ 800 millones Rubén Cherñajovsky – US$ 780 millones Jorge y Ricardo Stuart Milne – US$ 760 millones Eduardo Escasany y familia – US$ 740 millones Julio Alfredo Fraomeni – US$ 730 millones Daniel y Pablo Lucci – US$ 680 millones Marcos Marcelo Mindlin – US$ 680 millones Alberto Reinaldo Pierri y familia – US$ 600 millones Franco Macri y familia – US$ 540 millones (La familia de Mauricio Macri) Antonio Ángel Tabanelli – US$ 510 millones Familia Born – US$ 510 millones Máximo Cavazzani – US$ 500 millones Nicolás Martín Caputo y familia – US$ 500 millones (mejor amigo de Mauricio Macri) Daniel y Omar Garbarino – US$ 500 millones Moisés Khafif – US$ 500 millones Amalia Amoedo Lafuente – US$ 480 millones Bárbara Bengolea Lafuente de Ferrari – US$ 480 millones Alejandro y Sofía Bengolea Peralta Ramos – US$ 480 millones

 

O JUREMOS CON ¿GLORIA? MORIR

La última noticia pone en contexto lo único que comparten realmente los 50 millonarios célebres y los 17 millones de pobres sin nombre y apellido: la tierra, nuestro planeta.

Según esta noticia de la BBC: “(Hay) Un millón de especies amenazadas: el preocupante informe de la ONU sobre el impacto del ser humano en el planeta. La destrucción de la naturaleza se está dando a una velocidad nunca antes vista y nuestra necesidad de más alimentos y energía la impulsa. Un millón de especies animales y vegetales están ahora en peligro deextinción”.

¿Quién creen es responsable de la destrucción de la naturaleza a esta escala? ¿Qué humanos tienen el poder para llevar a cabo este terrible daño? El ejemplo argentino solo es una muestra de qué pasa en todos los países del mundo. Cada país tiene sus 50 más ricos y la mayoría tiene sus millones de pobres sin nombre y sin esperanza. Evidentemente, a las personas más ricas de la humanidad no les importa que deban morir los millones de pobres, ni los millones de animales, insectos y plantas a punto de extinguirse. ¿Para qué les van a servir sus millones cuando no haya más tierra? ¿Hasta cuándo los más ricos del mundo van a seguir adelante a costa de millones de muertes humanas, animales y vegetales para ganar dinero?

¿Cuándo podremos dar este debate en Argentina? ¿Qué político se anima a encontrar para este siglo XXI un proyecto diferente? ¿Cómo nos organizamos como sociedad ante este desastre mundial? Frente a la ausencia de espacios con respuestas claras a estos temas, queda pensar que estamos destinados, por ahora, a una clara ausencia de futuro.

Links a las noticias de referencia:

https://www.infobae.com/economia/2019/03/28/segun-el-indec-la-pobreza-alcanzo-el-32-en-2018/
https://www.lavoz.com.ar/politica/argentina-emitio-deuda-por-us-187000-millones-en-tres-anos-mitad-se-fugo http://www.forbesargentina.com/50-argentinos-mas-ricos/
http://www.forbesargentina.com/50-argentinos-mas-ricos/
https://www.bbc.com/mundo/noticias-48176068