ANARCHICOS

El cuidado del otro: Sobre “Los juegos del hambre”, primera película.

SILBAR UNA ALIANZA
Por Milena Penstop

HAMBRE SIN SALIDA

anrchicos7 El capitolioe

Cuando escuché “el cuidado del otro” pensé en esta película porque en ella hay muchos descuidos. Y lo más importante: entre situaciones tan terribles, siempre existen algunas personas que se hacen un lugar para ayudar a quienes más lo necesitan.

El mundo de “los juegos del hambre” es terrible. Se trata de una tremenda dictadura que  divide al país, “El Panem” en distritos. El Capitolio es el lugar desde donde el Presidente Snow y sus aliados someten al resto. Fuera del Capitolio, nadie la pasa bien. Todos deben trabajar mucho para tener casi lo justo o menos. Sólo se ven pobres, súper pobres y miserables. Los pobres resuelven mejor el problema de la alimentación diaria. Es el caso de Peeta, que tiene una panadería. Pan nunca le falta. En la familia de Katniss, la protagonista femenina, las cosas son más difíciles y a veces no tienen qué comer. Por otra parte, los ciudadanos del distrito no pueden ir a cazar al bosque ni pueden pisar el bosque. Así, la posibilidad de conseguir comida y estar en contacto con un mundo que no sea el del trabajo también les es quitado.

anarchicos1LA COSECHA

Ese curioso título da nombre a un sorteo macabro. Todos los años los habitantes de cada distrito son obligados a participar en un sorteo. Un hombre y una mujer serán elegidos para una competencia más macabra aún: los juegos del hambre. La verdad es que de juegos no tienen nada. Los participantes son trasladados hacia un lugar de entrenamiento. Después de un tiempo, comienza la contienda. Se monta una arena donde, tecnológicamente y desde un lugar de control, los organizadores lanzan sobre los participantes todo tipo de obstáculos y monstruos. Ganará el que logre sortear todos “los tributos”. Pero sólo habrá un ganador. Lo peor de esta competencia es que estimula a quienes en ella participan a deshacerse de los otros competidores. De ese modo, se propone una guerra de “pobres contra pobres”. Parece ser la manera en que los tiranos se sacan de encima el problema de tener que exterminar a sus sometidos y los hacen matarse entre ellos. Un dato a no olvidar es la edad de los participantes: están obligados a entrar en el sorteo, todos los hombres y las mujeres desde los 12 años. El sorteo se arma como un espectáculo anual, donde los presentadores cínicos hacen un show del momento en donde la gente se juega su vida.

SALIR SORTEADO

anarchicos2eEn el sorteo del  Distrito 12, donde vive la protagonista, primero se emite un video que muestra anteriores juegos. Eso ya aterroriza a los ciudadanos. Después se saca un nombre de mujer de un contendor de cristal y un nombre de varón, de otro contenedor. Esta vez le toca, por los hombres a Peeta. Por las mujeres ¡ahí viene un problema mayor! Sale sorteada la hermana de Katniss, Primrose . Ese nombre en inglés quiere decir rosa primera, rosa muy joven. Y esos es lo dramático. La hermana de Katniss tiene 12 años. Y por eso Katniss se ofrece a ir en su lugar. Esto desata una tragedia familiar. La madre se alivia por preservar la vida de una de sus hijas al mismo tiempo que siente la posibilidad de perder a la otra.

LA ÚLTIMA CENA

En el viaje hacia la zona de entrenamiento todo es lujo. Este es otro toque de cinismo. Los mandan a morir, pero los llenan de alimentos y ropas que solo consumen quienes forman parte del capitolio por una única vez. Es como reírse en la cara de los pobres y decirles: “estas cosas sólo les tocan porque ustedes están a punto de morir”.

LA COSA SE PONE FEA

anarchicos3Katniss era cazadora. Por eso se tiene confianza. Pero, en el entrenamiento, se transforma en una luchadora casi invencible. Ella misma está sorprendida de todo lo que puede hacer. El resto del grupo de 24 personas, proveniente de los distintos distritos, está formado por gente muy distinta. Algunos son habilidosos para algunas tareas pero muy débiles para otras. Hay una pequeña niña negra, muy buena para trepar y esconderse entre los árboles. Pero, finalmente, era una niña y no tenía la astucia de los mayores. Peeta es un hombre muy fuerte, pero hasta este momento jamás había tenido que luchar con armas contra otros hombres para poder no morir.

MATAR O MORIR

Ni bien los juegos comienzan ya se ve quién es quién. A decir verdad, ya se había visto quién era quién en el entrenamiento. La arena es como un circo romano pero sin tribunas. La gente mira el espectáculo desde sus televisores, en sus casas.

Hay un grupo de competidores- tributos los llaman, como si fuera un premio participar- que se lanza a matar al resto sin vacilar. Ninguno de ellos va a sobrevivir. Esto no quiere decir que los que peor se comportan siempre reciben castigo, sino que eso es lo que sucede en esta película. A los que intentan ayudar y tratar de atravesar este momento en grupo no les va igual de bien en todos los casos. A  la niña, Rue, casi adoptada como una hija por Katniss, finalmente un tributo le clava un cuchillo y la elimina. Mientras los tributos caen en combate, unas pantallas transmiten por tevé los nombres y el momento de la muerte de cada caído. Para que nadie se quede sin ver el espectáculo, los organizadores proyectan el nombre de los muertos sobre el cielo de la arena.

MADRE DE EMERGENCIA

anarchicos5Es la relación de Katniss y Rue lo que me hizo pensar en el cuidado del otro. Katniss sabe que sólo uno sobrevivirá. Seguramente, imagina que no será la niña, por su fragilidad. Pero no se rinde. Cuida a esa nena como una madre a su cría. La observa durante la noche, le lleva comida, comparte con ella lo poco que consigue. La necesidad de comida hace que los participantes no se queden en su sitio para evitar ser asesinados. Tienen que salir a buscar alimento. Si no, en vez de morir asesinados, morirán de hambre. Esto no es fácil. Los mentores-  son como los entrenadores personales de cada tributo, que les dan consejos desde fuera de la arena- pueden, cada tanto, enviarles provisiones que les llegan desde un paracaídas que sobrevuela la arena. Pero, la mayor parte del tiempo cada quien se debe proveer solos. Hay un depósito de alimentos, pero llegar ahí es lo más riesgoso de todo.

SILBIDO MATERNAL

anarchicos6aEstá claro que Katniss sabe los riesgos que corre. Incluso, ocuparse de Rue pude agravar esos riesgos. Pero también cuidar a otro puede ayudarla a pasar por esta experiencia sin sentir que se transformó en la asesina que los del Capitolio quieren hacer de ella. Igual, Katniss no piensa en ventajas y desventajas. Cuida, es amorosa, así le sale.

La prueba de amor entre Rue y Katniss es un silbido que imita el canto de un pájaro. Es la contraseña que le avisa a la otra sobre el peligro. En una de sus aventuras Katniss sale a destruir el lugar donde estaban las provisiones, porque ese era el centro de operaciones del grupo más asesino de los competidores. Cuando vuelve, llama con el silbido y Rue comienza  gritar el nombre de Katniss, porque está atrapada. Katniss la rescata pero, cuando logra liberarla, se encuentra con un tributo que viene a matarlas. Le dispara una flecha. Sin embargo, antes de morir, el tributo asesino tira un cuchillo que impacta y asesina a Rue.

Katniss no pudo cuidarla de morir. Pero sí pudo darle los mejores últimos días posibles de una vida, que pasaba por un episodio que ninguna niña- ni nadie- debería atravesar.

Así se ve que, aún en las peores, siempre es posible cuidar de los otros. No sólo en las películas.anarchicos4

 




ANARCHICOS

El Desaliento: Sobre los finales de algunas series.

Por Milena Penstop

LLENAR A DON VACÍO

¿HAY VIDA DESPUÉS DEL FINAL DE UNA SERIE?

Le muerte de lelouch, animé.
Le muerte de lelouch, animé.

No sé por qué vuelvo a empezar. Cada vez que termino un animé, me digo: es el último que miro o es el último que leo. Los finales me dejan una sensación de vacío. Mirar una serie o leer una historia es como pertenecer a otro mundo. Por aburrido o rutinario que sea el día, uno sabe que a la noche te espera “tu historia”. Y es tuya porque te identificas con algunas cosas que pasan, sufrís por algún personaje, esperás que algunas cosas se resuelvan como vos querés.

Pero un día, se acabó. ¿A dónde se van los personajes de cada relato después del final?, ¿nos recordarán ellos como nosotros los recordamos? Cuando los protagonistas al final de la serie terminan juntos, ¿después siguen juntos? ¿Se puede decir que viven solo porque los tenemos en nuestra memoria?

LA RESISTENCIA.

Adagio de la vida y la muerte, animé.
Adagio de la vida y la muerte, animé.

Cuando una historia se acaba me obligo a recordarla para que no se muera. Incluso a veces la continúo en mi imaginación, así no desaparece. Otras veces me incluyo en la historia porque no quiero dejarlos solos y tampoco quiero que ellos me dejen sola a mí. Hasta puedo llegar a juntarme con otros cómplices, lectores o espectadores, y entre todos armamos la resistencia contra la muerte de las historias. Es cierto que deliramos un poco, pero sabemos que a las ficciones les caen bien nuestros delirios. Vamos a defenderlas, incluso cuando seamos adultos: no queremos ser adultos abandonadores.

VIVA EL MANGA. ¡MiNGA, AL VACÍO!

Final de Itazura na kiss, animé.
Final de Itazura na kiss, animé.

Todos los finales son raros. Terminar el jardín fue raro, terminar la primaria es raro, que alguien se muera es raro, que alguien deje de quererte es raro. Raro, porque te deja con ese vacío, que mencioné al principio de la nota. Salvo con los que se mueren definitivamente, uno sabe que después viene otra cosa. Pero cuando te viene ese vacío el después no te consuela.

Lo bueno de esto es que ahora entiendo por qué, a pesar de decirme una y otra vez: “no leo más manga y no veo más animé”, siempre me meto en una nueva historia. Es porque no quiero ese vacío. Las historias me hacen vivir. Tanto que en vez de abandonar las series o la lectura ahora estoy decidida a empezar a ver un animé de 600 capítulos, “Naruto”y “Naruto Shippuden”. Don Vacío tendrá que esperar.

Itazura naa kiss, animé.
Itazura naa kiss, animé.




ANARCHICOS

El Hastío: sobre caprichos, gente en la calle y robar el tiempo

Por Milena Penstop

HACERSE AMIGO DEL TIEMPO

NO ME HAGA CAPRICHITO

ANARCHICO1aPara empezar, me hastían los castigos. Pero peor que los castigos son los castiguitos, que son esos retos que te dan algunos maestros por cosas injustas. ¡Pobrecitos! Ellos piensan que el reto nos va a convencer de que su enojo es justo. Podemos asustarnos, despreciarlos, pero nos damos cuenta cuando ellos confunden un capricho con la justicia. Eso me hastía: los caprichos. Los propios y los ajenos. Los propios porque, aunque me dé cuenta de cómo de encaprichada estoy, no puedo salir. Es muy difícil pedir perdón cuando uno está enojado. Así que yo, del capricho, salgo con tiempo.

¡Pero el capricho de los que tienen más autoridad que nosotros es lo más hastiante de todo! Porque a ellos ni con tiempo se les pasa.

TIEMPO A CHORROS

anarchicos2aOtra cosa que me hastía -¡no me molesta, me hastía!- es cuando alguien se compromete a hacer una parte de un trabajo y, a último momento, dice que no pudo. Pero no es que le pasa una vez. Le pasa un montón de veces. Y está tranquilo porque sabe que otros lo cubren. Es como si se robaran tu tiempo que es algo que, encima, nunca te van a devolver. Hay una historia que me contaron, que me recuerda esto de robar tiempo. En el mundo de “Momo” todos depositaban tiempo en un banco, menos esta niña que quiere su tiempo para jugar. ¡Es raro!, el tiempo no es una cosa, pero se puede robar, perder, usar como si lo fuera. En cambio, cuando uno juega o hace cosas que le gustan el tiempo ya no es una cosa, uno ni lo toma en cuenta aunque ahí esté.anarchicostresa3438986210_10

¿EN QUÉ ORDEN RESUELVEN LAS COSAS?

Últimamente, veo más gente que vive en la calle, que hace unos meses. Y pienso, por un lado, qué suerte que yo tengo cama, comida y casa; por otro lado, ¿cómo es posible que otros no lo tengan? Está claro que eso no nos hastía, porque lo seguimos permitiendo. Es imposible que no haya modo de resolver eso. Los adultos dicen que es un tema complicado. Seguro la complicamos, no puedo creer que seamos incapaces hasta de arreglar eso ¿Qué está primero que ese tema?

ROMPER EL HASTÍO

¿Y qué es lo que me saca del hastío? Reírme con mis amigas, sentirme acompañada, los abrazos y los chocolates.

anartista4-3351




ANARCHICOS

¿QUÉ ME PASA, CANCIÓN?

CUMPLE MUNDOS




ANARCHICOS

Por: Milena Penstop.

Desamor: sobre desprecios

VOS TAMBIÉN PODÉS SER “LOS OTROS”

DESPRECIO EN SERIE

Hay una serie donde una chica va a una escuela en la que se clasifica a los alumnos por su inteligencia. Ella estaba en la clase F, la clase de “los menos inteligentes”, y los de las “clases superiores”, siempre la burlaban por ser de esa clase. Enamorada de un chico,  ella mile2descargase anima y se le declara. Él, directamente, le dice que no. Uno de los amigos intenta ayudarla, ante la indiferencia del “galán”. Ahí la cosa se pone  todavía peor. El “supuesto galán” contesta:

-No me gustan las chicas estúpidas-. Entonces, ella se pone a llorar.

Esto sucede en una serie japonesa, “Itazura na Kiss”. Pero no sólo ahí.

EL TIEMPO Y LOS AMIGOS

Nadie está obligado a querer al otro. ¿Pero por eso hay que despreciarlo? ¿Y cómo es que la chica, cuando la desprecian, no deja de gustar del chico? ¿Qué le gusta de él?

Lo mismo pasa con los amigos. Tal vez una amistad se debilita en el tiempo. Ahí hay dos opciones: hacer fuerza para que vuelva a crecer o distanciarse. Sin embargo, a veces pasa, que los viejos amigos, al no poder soportar la tristeza de no quererse tanto, en vez de alejarse te desprecian.

Y ahí empieza eso que ahora se llama “Bullying”. ¿No será que el bullying es una mala forma que encuentran algunos chicos de mostrar qué inseguros están de ellos mismos?, mile3bullying_2 ¿no será que crecer también te pone un poco triste, porque algunas cosas que pensabas que se iban a sostener, cambian?

No sé bien cómo es. Pero hay que seguir pensando.  El bullying hace sufrir mucho.

 

 




ANARCHICOS: LA RUTINA, EN PEDACITOS

Por  Milena Penstop

Lo que se sale de la norma:

1- En general, todos los días hacemos lo mismo: vamos a la escuela, los adultos a trabajar, almorzamos, volvemos a hacer nuestras actividades y, al final del día, regresamos a nuestras casas, cenamos y nos vamos a dormir.

¿Pero qué pasa si un día no hacemos lo de siempre y, por ejemplo, nos vamos de campamento? Es cierto que, últimamente, se hacen campamentos de estudio o de vacaciones, y ya es algo bastante “normal” para muchos. Pero, aun así, no es lo que siempre hacemos y, aunque no se salga del todo de la norma porque no está prohibido, se sale de nuestra rutina, que es una  norma pesadota que todos cumplimos.

 

mile1

mile2

2- En los sueños, a veces, las cosas se salen mucho de la norma. Hace poco sé que soñé con algo muy lindo, pero a la mañana siguiente me lo olvidé. No me parece normal que uno se olvide tan rápido de las cosas placenteras, que ocurren mientras dormimos. ¿Quién se queda con los sueños que nos olvidamos?, ¿duendes de la noche?, ¿el hombrecito que se ve entre las sombras de la luna?, ¿la almohada? Quiero que cualquiera de ellos me devuelva mi memoria o conocer quién decidió esta rara norma, por la que nos olvidamos de nuestros sueños.

mile3gervasio-troche103- Vi una cosa completamente fuera de la norma en una película. Unos hombres viajaban por el espacio a un planeta desconocido. Allí, se encontraban con simios muy inteligentes, a tal punto, que ellos se pusieron a estudiar a los hombres como si se hubiera tratado de una especie inferior. Además, los simios montaban a caballo y capturaban a los humanos, como deporte. Acá hay algo anormal dentro de lo anormal. Se ve que tan inteligentes no eran, porque se dedicaban a cazar a seres que pensaban de forma más débil que ellos. Igual, a veces en el noticiero se ve lo mismo: cuando los más fuertes persiguen a los más débiles es porque es porque las normas no han servido para nada y hay que ponerse a pensar otras.

 

mile4

 mile5images

 




ANARCHICOS

La persistencia: Lo que persiste y lo que no de mi infancia

milefotoBebe-Suenos-Arte-Wallpaper

EL LUGAR SECRETO DE LO QUE NO ME ACUERDO

Por Milena Penstop

Hay cosas que persisten desde que soy muy chiquita. Por ejemplo: cada día, cuando llego del colegio, mi mamá me está esperando con la comida ya hecha.  En la otra punta del día, todas las noches, sí o sí, le tengo que dar un beso. Así que, si me peleo con ella, antes de irme a dormir, me apuro a arreglar las cosas, porque sin beso duermo tensa.

También me intrigan los asuntos de cuando era más chica de los que no me acuerdo.¡ A dónde se habrán metido  las cosas que me pasaron y olvidé? ¿Cómo se escaparon de adentro de mí?

¿Cómo podré acordarme?

 

nota mileatrapa suelño,Claudio Gallina (29)_thumb[4]
Atrapa sueños, Claudio Gallina
Busco en las fotos para ver si me acuerdo. Algunas veces sí y algunas veces no. Me parece que me acuerdo de tanto que las miré, pero por ahí no es de verdad “recordar, recordar”, sino que la foto se me metió adentro como si fuera parte de mi memoria. Ahí es donde decido preguntarle a mi mamá, a mi papá y a otros familiares. Pero me dicen tantas cosas que me marean y, al final, prácticamente no entiendo ni logro acordarme de nada.

Lo que sí es seguro, es que nací, fui bebita y ellos sí se acuerdan. Cosas distintas. Cada versión me da otra Milena. Como yo no me acuerdo de esos años, la conclusión es que, hasta el tiempo de mis primeros recuerdos, debo haber sido, no una, sino muchas Milenas.

Y ahora los dejo porque es tarde y tengo que darle un beso a mi mamá antes de dormir, para asegurarme buenos sueños. Por ahí, una de estas noches, sueño conmigo misma de bebita y descubro dónde están los recuerdos que se me escaparon.

notamile

 

 

De Osvaldo Lescano Sucurro. Saliqueló, 11 años

Persistencia de la esperanza.

Inmigrantes.

anarchicos migrantesClaudia-Casarino1
Claudio Casarino

 

qué pasa en el mundo,

sin  tender una mano

todo sigue su rumbo

 

Mundo grande,

mundo triste, con familias  tan migrantes

Siria es tragedia,

ahora con la guerra,

¡hay que huir de tanta miseria!

 

Persistencia del amor

Por Micaela Creado, Saliqueló, 11 años.

Gallinita.

La gallinita

en el gallinero

dice a su amiga

¡Cuánto te quiero!

Gallinita rubia

llorá luego

ahora cantá,

anartchicos destinote segiré , me seguirás, Claudio Gallina (20)_thumb[2]
Claudio Gallina

¡Aquí te espero!

Aquí te espero

poniendo huevos,

me dio tos

y puse dos.

Pensé en mi ama.

¡Qué pobre es!

Me dio ternura

Y puse tres.

Mi ama me vende

a Doña Luz.

¡Yo con arroz!

¡Qué ingratitud!

De Fausto Gonzalo, Saliqueló, 11 años.

 EL DESTINO.

 en el destino,

            cerrá los ojos,

a mi camino.

 en la fantasía,

           vive la vida con alegríaANARCHICOS gallinasNYCHOS-11

Dicen: voy sin dirección

         Soy la  distracción

no puedo verlo

pero sí creerlo.

Aquí estoy frente a vos.

Voy, destino, hacia mí,

sos más fuerte que yo,

pero iré

a lo que venga

con lo que tenga

Y, cuando la vida me haga un tacle,

me levantaré hasta del subsuelo.




LOS ANARCHICOS

LA CHOCO BUSADORA  CONTRAATACA

Por Milena Penstop

El Abuso: sobre recomendaciones en relación a la “comida buena”.
Anarchicos

Como todos saben, el chocolate es lo más rico del mundo, entre otras delicias mile3-arte-de-chocolate_1(todas las que siempre engordan, no son salubres, aunque te llenan de felicidaaaaad). Pero, aunque ya todos lo deben saber, no hay que abusar con eso. Una vez que saqueaste la heladera, es momento de parar. Aparte, no te queda otra. Por lo menos, hasta que tu mamá vaya otra vez al supermercado. Esas pocas horas sin chocolate, son ideales para la dieta.

Pero hay algunas personas que no se dan cuenta. Por eso insisten: si suben de peso, hacen día de ejercicio y comen verduras (o algo sano). Piensan que con un día de vida correcta, irán de 200 kg a 40 kg.
Y, la verdad, eso no es así. Si uno quiere bajar de peso, le tiene que poner voluntad. Si uno no tiene voluntad, le tiene que poner corazón. Y si uno no tiene corazón, siempre tiene manos y la boca. Entonces, va y saquea la heladera otra vez
Mientras disfruta del último chocolate con dulce de leche y rocklets, le aconseja al resto del mundo que insista con la vida sana. Lo consuela: no es que nunca más vayas a poder comer una hamburguesa, un pancho o un chocolate como este (es importante mostrarle a quien hace dieta el chocolate que tenés mile1en tu mano). Él no tiene que abusar, para eso estoy yo.

Y para el abuso están los recomendadores. Dicen: El chocolate engorda, grasa mala. Las pastas con salsa engordan, grasa mala. La carne tiene grasa, mala, claro. Las verduras son buenas. Pero si comes muchas, te duele la panza. Malas. El pollo, ah, el pollo. Me contó mi mamá que a los pollos le dejan la luz prendida en los criaderos para que no duerman y así engordan más rápido. Nos comemos, entonces, todo el pollo stressado. El pollo, malo. El agua tiene mucho gusto a cloro, y a veces viene medio marroncita. Mala.
Las masas: se atreven a hablar mal del pan, de las galletitas, de las tortas. Qué abusadores. Si junto todo lo que escucho sobre la comida, debería hacer ayuno permanente. Ante esa opción, continuaré con el saqueo a la heladera, en la sección chocolates, especialmente. Y no me privaré de atacar otras.
A veces también voy contra los tomates cherries, no perdono mandarinas ni bananas. Soy una abusadora democrática. Me ocupo de todos.

mile3

 

 

DOS ABUSOS

Por Facundo López, 11 años

1. EL ABUSO DEL AMOR

Hoy por ti

por fin sentírecuperar-a-mi-ex-novia

qué pasa

en esa lágrima

 

Hoy digo adiós

por un amor torcido.
mis ojos

he perdido

 

Tu negación.

Tu negación.

Tu perdición.

 

verte mucho

no verte más.

Por fin terminó.

 

abandono

2. EL ABUSO DE TRAICIÓN.

 

Vos me traicionás

con otro

vas

mi fortuna

 

¿Por qué no decís ni A?

Al fin te vas.

 

Te llevás mi fortuna24

entre brazos que curan,

el mismo que veníaabandono6

entre saltitos se iba.

 

Me doy vuelta y no estás

porque te vas

te vas porque abusás.

Por fin no estás.




ANARCHICOS

Por Milena Penstop

 

EL AVIÓN ATORTUGADO O LA TORTUGA AVIONADA.

Velocidad: las lentas desventuras de la escuela primaria.

 

Cómo decirlo: no me gusta desayunar rápido, bart rápido pero mucho menos me gusta que me levanten más temprano para desayunar lentamente.

También va a sonar raro esto: me encanta que los viernes lleguen rápido, pero odio la velocidad con que se pasa el fin de semana.

Este asunto de la velocidad tiene sus cosas. Por ejemplo: estoy dos horas en teatro- a mí eso me encanta- y se me pasa volando. Sin embargo, estoy dos horas en la escuela y me muero de aburrimiento. No voy a hacer comentarios sobre si me gusta o no la escuela. Si el que lee es veloz, entenderá lo que hay para entender. Lo mejor de la primaria es cuando uno vuelve de las vacaciones de verano y se reencuentra con los amigos. A partir de ahí el tiempo pasa muy lentamente, hasta las vacaciones de invierno. homero contradictorioaTengo que hacer una mención especial para los feriados, los días de capacitación docente y los cortes de luz y agua. Bueno, esto último no es del todo feliz pero, a veces, cómo ayuda para un descansito.

La conclusión de todo esto es que soy una persona contradictoria, un poco rápida, un poco lenta. Más bien tirando a muy rápida a la salida de la escuela y a muy lenta, a la entrada.

Ah, una cosa más: si se trata de organizar fiestas, pijamadas y bailes, soy un avión. Pero ni me hablen de la fascinante matemática porque ahí si me vuelvo una tortuga.

—————-

Dice Valen, mientras caminamos por la vereda:
¿Cuándo voy a tener un día de libertad?
A lo que yo le pregunto:

¿Qué es la libertad?

Y me responde:

“Estar sola, no dar la mano, correr y que nadie me pare, eso es para mí la libertad!”

Mía Valentina Jazmín Coria

5 años

 

niña corriendo en un blacón

 

—————-

La velocidad de mi vida.

 

La velocidad es como el viento que refunfuñael paso deltornadoluciososa iturriaga

la velocidad es como una niña corriendo

la velocidad es como un ángel veloz que toca a tu puerta

la velocidad es todo para mí.

 

La velocidad es como cada paso que doy

como una lágrima entusiasmada que ya llegó

como un tornado veloz que se llevó todo porque sí

entonces hoy yo le pido que no me lleve a mí.

Clarisa Sueldo. 11 años

 

—————-

 

La velocidad del amor

tres cartas de james dean su novias

La velocidad del amor

siempre llega aunque

llegue tarde o antes

pero siempre golpea a tu puerta.

 

Ayer golpeó mi puerta

carta-rey-portugal-1488-1aunque no lo reconocí

me entregó una carta

decía ,llegué para ti.

 

Yo pensé en quién sería

luego el amor me dio otra carta

decía

que era mi vecino aquel amor.

 

Aunque mi amor llegó

antes

corriendo

llegó

tan veloz

que no lo vi venir.

 

Micaela Creado, 11 años.